Pedir Perdón Y Perdonar

Un tema delicado, algo a lo que muchos le tenemos miedo pero es un proceso terapéutico muy importante ya que de esta forma logramos conseguir bienestar emocional liberándonos de toda presión que nos mantiene bloqueados. 

Pedir perdón significa disculparse y estar consciente del daño que le pudimos causar a alguien, para ello es requisito posicionarse en un ángulo que nos permita comprender la situación de la otra persona y comprometernos a no cometer las mismas acciones.  De esta manera obtenemos una compensación emocional que en dicho instante es más que suficiente para continuar en armonía con nuestra conciencia. Por el otro lado, cuando alguien decide ignorar el hecho de que cometió un error,  esto solo empeora con el paso del tiempo, no podemos estar completamente tranquilos mientras sabemos que hemos causado algún daño.

La regla de oro es: »No hagas lo que no te gusta que te hagan» y a mi me gusta agregar; »Haz lo que te gustaría que te hicieran.»

Muchas veces no somos conscientes de que nuestras palabras y/o acciones pueden lastimar a las demás personas, de esta manera convertimos a esas personas en seres desconfiados e inseguros y los llenamos de resentimientos, si tan solo pensáramos en aplicar esta regla antes de actuar impulsivamente, ciertamente  estaríamos viviendo en armonía con nosotros mismos y quienes nos rodean.

El respeto es un valor fundamental que nunca debe desplazarse, la paciencia es una virtud que todos poseemos mas no todos han podido desarrollar al nivel adecuado. Al hacer las cosas con amor obtenemos beneficios ya que el Karma existe y así como el buen trato se contagia, el malo también.  Demostrarnos compasión entre seres humanos es el camino indicado hacia la paz.

Perdonar no se trata de aceptar ni de tolerar injusticias, sino desligarnos del pasado, librar a una persona de un castigo. Se constituye por un proceso de olvido involuntario que cesa con el paso del tiempo una vez se decida que no afectará más dicha situación, disminuyendo la motivación para tomar represalias de forma destructiva, anulando deseos de venganza y de resentimiento mediante un cambio de conductas positivas hacia el ofensor.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *