Supermercado Inteligente

¿Quieres saber cómo hacer tus compras inteligentes en el supermercado?

Quieres mejorar tu alimentacion, asi que te diriges al supermercado para hacer tus compras con la intención de hacer un buen trabajo esta vez, todo marcha bien hasta que ves ese atractivo empaque de galletas…

¿Qué pasa entonces?

Lo compras, tal vez piensas que no es demasiado grave, tal vez te convenciste al ver que en el empaque decía que la galleta contiene menos azúcar o era bajo en calorías y llegaste a creer que no iba a perjudicar tanto en el nuevo estilo de alimentación al que estás intentando adaptarte. Pero déjame decirte algo…

Perdiste esta vez.

Porque una vez que decides comprar algo poco saludable, tu alimentación seguirá siendo de la misma manera ya que estarás manteniendo un mal hábito y decirle no a ese empaque de galletas una vez está en tu casa, es algo complicado.

Si haces compras inteligentes tu alimentación será más adecuada. Sabemos que existen muchas tentaciones ahí dentro, los supermercados están diseñados para que el consumidor gaste más de lo que tenía estipulado, así que lo primordial es que establezcas tus prioridades y tomes la decisión correcta una vez, porque luego ese será tu hábito. Recuerda: Toma conciencia y aprenderás a manejar tus hábitos.

¿Qué hay de las listas? ¿Realmente funcionan?

Si alguna vez has hecho una lista de compras y al llegar al supermercado terminas añadiendo objetos extra al carrito, nuevamente lo estás haciendo mal.

Es común que podamos olvidar anotar en la lista algo que realmente necesitábamos adquirir y al verlo en los estantes del supermercado lo tomemos para comprarlo pero pregúntate al menos dos veces si realmente lo necesitas. Debes saber que la mitad de nuestras decisiones de compra ocurren en los pasillos del supermercado, así que no te dejes manipular por la estrategia de venta que ellos han creado para dominarte. Asegurate muy bien antes de salir de casa, si tienes en tu lista todo lo que necesitas.

Revisa más allá de la altura de tus ojos. Asegúrate de conocer la variedad de artículos que hay porque seguramente existe un producto más saludable en otra marca al que estás acostumbrado a llevar. Inspecciona el estante, los productos más costosos suelen estar a la altura de tus ojos para que puedas captarlos más fácilmente, lo mismo ocurre con los niños, cajas de cereal y caricaturas atractivas están a su alcance para ser tentados. Los productos no están perfectamente ordenados y es con la intención de hacernos pasar más tiempo allí, conociendo y considerando opciones, mientras más tiempo pases en un pasillo, más probabilidades hay de que compres más.

¿Has escuchado que no es recomendable hacer el super con ‘hambre’?

Controla tu apetito, asegurate de no encontrarte en un estado de insatisfacción mientras hagas tus compras ya que estarás más propenso a consumir más creyendo que podrás con todo. Dile no a las muestras gratis, claramente es una estrategia para que lleves el producto y aunque creas que con aceptar la muestra no resultará en una compra innecesaria, pues fijate dos veces cuando tu apetito haya aumentado y en el siguiente pasillo mágicamente tengas antojos y ganas de algo que no pensabas comprar.

Muy bien, ahora que he expuesto una serie de observaciones vamos a enfocarnos en qué estrategia desarrollar para hacer nuestras compras de forma inteligente. Ellos tienen su estrategia, crea tú la tuya.

Como lo he mencionado anteriormente, es de suma importancia de que revises tu lista un par de veces antes de creer que está completa, esto te ayudará a evitar las dudas una vez estando en el supermercado. Puedes hacer tu lista no por producto individual sino por receta, organizate un plan alimenticio y saca la cuenta de qué y cuántos artículos necesitas para dicha comida.

Come algo antes de ir al supermercado esto te ayudará a reducir la tentación. Los colores y olores juegan un papel muy importante, así que no te dejes llevar por envolturas o aromas.

Ya que sabes que el supermercado diseña sus pasillos de una forma determinada, recorre el lugar en una dirección distinta a la acostumbrada, trata de que tus frutas y verduras, siendo esto lo más importante de tu lista, las obtengas al final del recorrido ya que al principio tu nivel de voluntad estará más segura y te será más fácil decir que no a algo para así dejar para el final lo más importante y lo que desde un principio sabes que es tu prioridad.

¡No te dejes engañar! Lee muy bien la etiqueta de los productos antes de que entren en tu carrito y ya sé, suena totalmente aburrido tener que hacerlo pero el lado positivo es que una vez ya reconozcas lo que cierto producto contiene, no tendrás que volver a pasar por lo mismo la próxima vez. Y es que es muy fácil dejarse llevar ya que existe un poderoso marketing detrás de esas etiquetas frontales, que aunque sean muy llamativas no están dando toda la información del producto.

Te daré una pequeña ayuda con eso:
NO lo compres si contiene: Productos Animales o derivados, Sucralosa, Aspartame, Aluminio, Glutamato Monosódico, Colorantes Artificiales, Mercurio, Dioxinas, Bisfenol, BHA y BHT, Nitrato de Sodio, Bromato de Potasio o cualquier otro químico impronunciable. Créeme, no quieres nada de eso en tu cuerpo.

También dudaría de los productos que dicen contener »Saborizantes Naturales» y sobre los pesticidas, siendo esto un poco más complicado de evitar en lo supermercados, la solución sería comprar alimentos orgánicos y si cuentas con la capacidad de sembrar en casa, no dudes en hacerlo.

Resiste hasta el final Nos podemos dar cuenta que justo antes de pagar, encontramos una variedad de bebidas gaseosas, chicles y golosinas, así que no permitas que esto te distraiga de tu objetivo. Tu último reto es ignorar todo lo que hay allí.

Y así es como culmina tu recorrido por el supermercado. Al llegar a casa tendrás la oportunidad de razonar nuevamente acerca de tus compras, si es que compraste algo que sabes que no era lo ideal para ti, anótalo para que en tu próxima visita al supermercado puedas recordarlo y así no cometerás el mismo error.

Espero que esta información te haya servido.


Referencias



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *